martes, 8 de abril de 2008

Fin de viaje, os presento mi casa




Ya está. Se acabó. He regresado a casa, he vuelto a mi hogar. El año sabático ha finalizado. ¿Si tenía ganas, os preguntaréis? Sí y no, hay sentimientos encontrados. Sí, porque estaba cantado que tenía que volver, se me terminó la plata, y entonces es mejor mentalmente hacerse a la idea y no torturarse. Me gusta mi casa, me gusta mi ciudad, no vengo al infierno.
No, porque he visto nuevos mundos y eso crea adición, de conocer. No puedo ahora hacer una gran reflexión lo que han sido estos 355 días, pero sé que he sido enormemente feliz, que la sangre me ha hervido, que he amado, que he llorado de alegría, y que lo único que me ha costado trabajo ha sido hacer la maleta más de 100 veces, ¡lo odiaba!, pero si eso es un problema que sean todos así.
He vuelto sano y salvo, no podía ser menos. Cada vez que en mi vida he proyectado alguna empresa con plena convicción me he cubierto inconscientemente de una pátina que me protege y permite que me salve de todo mal. Solo así me explico que haya tenido mil experiencias y nada más dos o tres anécdotas desfavorables. Nunca en la vida hubiese imaginado que todo me iba a salir tan bien y en parte os lo debo a vosotros, lectores, que me habéis acompañado y aguantado durante este tiempo y me habéis hecho este viaje mucho más fácil. Gracias a todos y muchos besos.

Acaba el viaje, no el blog
Como comprenderéis ha habido un montón de temas que no he podido abordar. Hace unas semanas había decidido acabar el blog hoy, con la vuelta, pero después medité el hacer una serie de epílogos (uno a la semana, no más de seis) sobre datos, fotos, reflexiones que me apetece presentaros. Así que nos seguimos viendo. Otro beso.

39 comentarios:

Yuly dijo...

Eso me alegra mucho Jorge Antonio, y es que el blog ha formado parte de muchos y muchas... los que te queremos. Feliz regreso a casa. Besotes...YM

Jorge Bonilla dijo...

Gracias, amor. Tú también has formado parte de mi y de mi viaje, querida josefine, fine. Besos.

Carlos dijo...

Bienvenido a casa. Ya puedes ir reuniendo fuerzas, porque te vamos a dar unos abrazos de los de costilla rota y urgencias. Cacho pendón. Dijiste que ibas a por tabaco y has tardado un año. Ahora todo esto te parecerá aburrido. Y sí, lo es, pero también estamos tus amigos. Ah, ahora no te echaré de menos, pero echaré de menos el blog viajero. Muchas gracias, Geoooorge.

Jorge Bonilla dijo...

¡Y se me ha olvidado comprar el tabaco, viejo! Qué hago ahora, cómo justifico esta salida… Pensaré una respuesta!

Birgit dijo...

Hallo Jorge,

herzlich willkommen a este lado del Atlántico y qué sepas que du hast den lang erwarteten Regen mitgebracht. Tómalo con calma, seguro que después del primer reencuentro surgirán momentos raros, o no. Cada uno a su manera!!! Gracias por el irrepetible testimonio de hechos, acciones, emociones a través de tus pasos y tus sentimientos.

un abrazo

Birgit

Anónimo dijo...

... ya sé que ya lo sabes, ya sé que hay muchos más llorando tu
despedida, ya sé, ya sé, pero te lo tenía que decir: es muy fuerte de
verdad, eso de que ya no estés. Te echaré de menos durante mucho
tiempo, sniff. Y ahora, te deseo superfeliz vuelta y
re_adaptación y todo, te deseo todo.

Anónimo dijo...

Gracias por tus historias, tus anécdotas, tus fotografías....llevo siguiendo tu día a día en América desde que tomamos la decisión de que necesitábamos algo así, y en breve vamos a partir a todos esos lugares que acabas de dejar. Ha sido muy motivador leerte.
Feliz regréso y ánimo con la re-adaptación, a la que casi temo más que el propio viaje....

azuvil dijo...

joé, con las ganas que tenía yo de ver tu famosa cocina.... y además, cómo se puede presentar una casa sin entrar a la cocina?

... todo tan limpio y tan ordenado... eh??

vidrieras a la entrada, la tele puesta.... contrastes...
y qué se ve desde tu ventana? Calle Nicaragua?

Además de viajar, de contar, encuadrar fotos, y dejarte tarjetas en el cajero, sabes dramatizar y consigues que al final, como al principio, surjan sensaciones...

Jorge Bonilla dijo...

Te imaginas??? Asomarme desde mi terraza y ver Nicaragua…? Me moriría de placer! o como diría una argentino: scha te podés morir!

Jorge Bonilla dijo...

Respecto a la cocina te cuento: después de una ño todavía no está terminada, faltan una puerta, el dorapiés y que me cambién el microondas.
Me voy a comprar una escopeta del 16 (típica recortada Centroamericana) voy a ir con ella donde me vendieron la cocina y voy a reventar la oficina a tiros. A ver si así se vienen a razones. Es broma, naturalmente, pero no creas que no se me ha pasado por la cabeza.

Respecto al anónimo que va a emprender esa aventura que me escriba o me llame si quiere información complementaria.

Princesa S dijo...

Hola Jorge, bienvenido, Madrid no era lo mismo sin ti.
Besos,

Anónimo dijo...

Compañero Jorge, te leia desde mi aburrido y rutinario trabajo. Eras la ventana que tenía a ese mundo que algún día espero ver. Gracias por los buenos momentos que me has echo pasar. Que envidia te tengo cacho cabrón .... de buen rollito.

singular kitchen dijo...

azuvil, ¿qué te parece si hacemos un blog sobre cocinas?

azuvil dijo...

no es mala idea s. kitchen.... yo le llamaría...

www.noescondastucocina.com

mustafa dijo...

bienvenido. Ha sido un escape leer tu diario de bitácora.
Nos vemos en los bares.
Alberto Labarga

NORBERTO ALONSO SANZ dijo...

enhorabuena por tu regreso.... y ahora que????'...
un fuerte abrazo de todos alonso

Anónimo dijo...

y quién me va a inspirar ahora...?

Yuly dijo...

Hola quiero ver ya lo que quedó en el tinter... Hombre anímate y danos más necesitamos tenrte activo nuevamente. Un beso. YM

Jorge Bonilla dijo...

Y a mi…? Y a mi quién me inspira? si tengo la serotonina por los suelos.

Birgit dijo...

levántala, la serotonina, entiendo que el regreso necesita su tiempo.
¿habrá un libro?

besos y abrazos

Birgit

Yuly dijo...

Hola viajero hoy revise unas de tus promesas hacer "... una serie de epílogos (uno a la semana, no más de seis) sobre datos, fotos, reflexiones que me apetece presentaros. Así que nos seguimos viendo. Otro beso." Muchos besos para ti pero anímate y comienza con los epilogos los espero con mucho entusiasmo JA... MIL BESOS..

Laura dijo...

Wow, sé que quizás no te acordarás de mi, nos conocimos en una cevichería en Trujillo con mi amigo Steve, nos sacaste fotos y nunca más nos volvimos a ver, he visitado tu blog y le he leído quizá la mitad, y hoy me doy la grata sorpresa que está en la lista de los 100 mejores blogs en clastellano [http://www.blogissimo.es/los-100-mejores-blogs-en-castellano/]
lo merece, gracias por estas historias, el viaje por mi ciudad solo ha sido un pequeñísimo, espero grato, fragmento de esta gran aventura, y hemos sido parte de ello, bye George! =D

Gabriella dijo...

Pues me gusta su casa y me agrada la percepción que se llevó de mi Venezuela!
Fíjate que hace menos de un mes hice algo mas o menos parecido, pero al revés, me fui a Europa, pero por el control cambiario, los euros me alcanzaron nada mas para 3 semanas en Madrid, Berlín y la hipnótica París. Hermosa experiencia. Volveré, y cuando vuelva quiero tener un mejor plan de recorrido para no perderme de nada e intercambiar con más gente, pues se que con un poco menos de timidez se consigue interactuar con gente muy interesante, de la cual se puede aprender muchísimo.
Le felicito por su blog, recién lo descubrí y estoy disfrutando mucho de la lectura del mismo! un saludo desde Venezuela.

Anónimo dijo...

Hola Jorge,
por casualidad mi chico encontró tu blog en internet.
Yo no creo en las casualidades y creo que si te encontró fue porque lo necesitaba.
Estamos viviendo un amor clandestino debido a la situación de ambos, pero es el amor más puro y más vivo que puedas imaginar.
El comparte tu nombre y tu idealismo y a los dos nos encantaría poder hacer la ruta que tu acabas de finalizar.
Que tu hayas podido nos da ánimos para continuar con nuestros sueños: poder estar juntos algún día y gritar a los cuatro vientos que nos queremos y hacer ese/tuyo viaje soñado.
Gracias por continuar con la ilusión

Jorge Bonilla dijo...

Gracias Gabriella.
Seguro que cuando vuelvas a Europa sientes otras cosas que complementen tu opinión actual. Cada viaje nos lo tenemos que tomar como una nueva aventura. Descubrir siempre es lindo. Y seamos tímidos o no, abramos los ojos, los sentidos, a todas las maravillas que nos podemos encontrar. Acá o allá. Disfrutémoslas!
Un beso desde España.

Anónimo dijo...

Me he sentido un poco melancólica, alegre y también algo molesta al leer lo que escribes acerca de nosotros los costeños nicaragüenses. Pero, como cada cabeza es un mundo pues ni modo.
Qué lástima que no pudiste ver nuestra forma de bailar como algo normal. Para mi bailar moviendo las caderas y rozando mi cuerpo con otro cuerpo no lleva implícito nada sexual, pero si muchos quantums de alegría.
Esa imagen de las pangas y los atardeceres de Corn Island despertaron mis ansias de ser niña de nuevo. Me hicieron ver hoy mas que nunca que jamás se retorna al ayer.
Sabes, nosotros no nos sentimos superiores a nadie, lo que no permitimos es que nos pisen. Ya hemos sido pisados en demasía.
Leyendo acerca de tu historia de amor creo que los tres poemas que te pongo a continuación quizás te sirvan de catarsis ( te lo digo sin mala leche ) y perdona la confianza! Todos los poemas son de Gioconda Belli.
Es larga la tarde...
Es larga la tarde
como el camino curvo hasta tu casa
por donde regreso arrastrando los pies
hasta mi cama sola
a dormir con tu olor engarzado en mi piel,
a dormir con tu sombra.

Es larga la tarde
y el amor redondo como el gatillo de una pistola
me rodea de frente, de lado, de perfil.
El sueño pesa sobre mis hombros
y me acerca de nuevo a vos,
al huequito de tu brazo,
a tu respiración,
a una continuación infinita de la batalla
de sábanas y almohadas que empezamos
y que pone risa
y energía
a nuestro cansancio.

Esta nostalgia
Este sueño que vivo,
esta nostalgia con nombre y apellido,
este huracán encerrado tambaleando mis huesos,
lamentando su paso por mi sangre...
No puedo abandonar el tiempo y sus rincones,
el valle de mis días
está lleno de sombras innombrables,
voy a la soledad como alma en pena,
desacatada de todas las razones,
heroína de batallas perdidas,
de cántaros sin agua.
Me hundo en el cuerpo,
me desangro en las venas,
me bato contra el viento,
contra la piel que untada está a la mía.
Qué haré con mi castillo de fantasmas,
las estrellas fugaces que me cercan
mientras el sol deslumbra
y no puedo mirar más que su disco
-redondo y amarillo-
la estela de su oro lamiéndome las manos,
surcándome las noches,
desviviéndome,
haciéndome desastres...
Me entregaré a los huracanes
para pasar de lejos por esa luz ardiendo.
Estoy muriéndome de frío.

EN LA DOLIENTE SOLEDAD DEL DOMINGO...
Aquí estoy,
desnuda,
sobre las sábanas solitarias
de esta cama donde te deseo.

Veo mi cuerpo,
liso y rosado en el espejo,
mi cuerpo
que fue ávido territorio de tus besos;
este cuerpo lleno de recuerdos
de tu desbordada pasión
sobre el que peleaste sudorosas batallas
en largas noches de quejidos y risas
y ruidos de mis cuevas interiores.

Veo mis pechos
que acomodabas sonriendo
en la palma de tu mano,
que apretabas como pájaros pequeños
en tus jaulas de cinco barrotes,
mientras una flor se me encendía
y paraba su dura corola
contra tu carne dulce.

Veo mis piernas,
largas y lentas conocedoras de tus caricias,
que giraban rápidas y nerviosas sobre sus goznes
para abrirte el sendero de la perdición
hacia mi mismo centro,
y la suave vegetación del monte
donde urdiste sordos combates
coronados de gozo,
anunciados por descargas de fusilerías
y truenos primitivos.

Me veo y no me estoy viendo,
es un espejo de vos el que se extiende doliente
sobre esta soledad de domingo,
un espejo rosado,
un molde hueco buscando su otro hemisferio.

Llueve copiosamente
sobre mi cara
y sólo pienso en tu lejano amor
mientras cobijo
con todas mis fuerzas,
la esperanza.

Jorge Bonilla dijo...

Querida anónima costeña,
en primer término gracias por tus palabras y gracias por pensar diferente que yo, pero por favor no te sientas molesta, eso me duele, porque en ningún momento pretendo hacer daño con mis afirmaciones. Como sabrás soy europeo y aquí se baila totalmente diferente, lo vuestro, para bien o para mal lleva implícito mucha más carga sexual de lo que por aquí se estila, lo cual no quiere decir que todo lo sea –en la fiesta del cangrejo disfruté como un niño viendo la variedad de ritmos que poseéis, el colorido de vuestra ropa y el color de vuestra piel y no necesariamente lo que allí se bailaba estaba recubierto de sexo sino de alegría, de una gran alegría y eso fue lo que me cautivó.

Respecto a lo de ser superior, para mi no hay un solo pueblo que sea superior a otro, pero lo que si me encantó es la lozanía de vuestros movimientos, el orgullo de vuestra piel, la cabeza alta ante el extraño, una planta que no he visto en otras poblaciones indígenas y que ójala se extendiese, no digo que os sintáis superiores sino que me entusiasma como nos hacéis ver a los otros vuestra bella negritud.

Y por último, gracias por los versos de Gioconda, sólo por eso te comería a besos, con tu permiso, claro. La conozco desde hace poco, me la recomendó una amiga de Managua. Te regalo uno que me llega hasta dentro, también de Gioconda, se titula "Te busco en la fuerza del futuro":

Sola yo, amor,
y vos quién sabe dónde;
tu recuerdo me mece como al maíz el viento
y te traigo en el tiempo,
recorro los caminos,
me río a carcajadas
y somos los dos juntos
otra vez,
junto al agua.
Y somos los dos juntos
otra vez,
bajo el cielo estrellado
en el monte,
de noche.
Yo, amor, he aprendido a coser con tu nombre,
voy juntando mis días, mis minutos, mis horas
con tu hilo de letras.
Me he vuelto alfarera
y he creado vasijas para guardar momentos.
Me he soltado en tormenta
y trueno y lloro de rabia por no tenerte cerca,
en viento me he cambiado,
en brisa, en agua fresca
y azoto, mojo, salto
buscándote en el tiempo
de un futuro que tiene
la fuerza de tu fuerza.

Darling dijo...

Hola!! Jorge....

Soy de managua...he dado con tu blog por casualidad.....para mi el saber que alguien escribe de mi humilde pueblo es un honor y hasta un privilegio..y de antemano muchas gracias por ello.

Me sentí un poco triste al leer tus impresiones de managua "la ciudad fantasma", lamentablemente esa es nuestra realidad y no se puede negar, managua tiene muy poco entretenimiento que ofrecer al turista, más que los bares, discos, y restaurantes....el casco histórico de la ciudad se encuentra destruido y olvidado por las autoridades locales, como bien lo confirman tus palabras.

No deseo omitir, que me ha enganchado mucho la experiencia de "la princesa miskita y su pequeña hija"...desafortunadamente aun no tengo el gusto de conocer la costa Atlántica de mi país, pero sé que cuenta con gente sencilla y humilde de corazón, que sorprende mucho saber que viven con lo más necesario para la supervivencia. Yo he tenido el gusto de ayudar a una familia miskita que vive aca en managua, y realmente me han robado el corazón.

Por lo pronto seguiré deleitandome con la lectura de tu blog....

Reitero mi gratitud, por no pasar por alto mi bella tierra de lagos y volcanes.

Un abrazo,

p.d. Que ha pasado con la princesa miskita, aún mantienes comunicación con ella?

Jorge Bonilla dijo...

Hola Darling!

Estoy emocionado con que los últimos comentarios sean de Nicas. Sabes, darling, Nicaragua es mi futura casa, allí espero residir los próximos años, algo vi en esa tierra, en sus gentes, que me enamoró. Una tarde, junio de 2006, un año antes de mi panamericana, en pleno uso de mis facultades, sin drogas, ni alcohol, sentado en la terraza de un chiringuito de la playa, mirando hacia la bahía, en San Juan del Sur, me dije –jorge, aquí está tu futuro–. Definitivo. Me asusté, porque me llenó el espíritu, hasta la médula; después de años oscuros vi una luz, un camino, vi la luz, el camino. Desde entonces, darling, hace ya dos años, me persigue ese pensamiento, con gusto, con tanto que ya lo he decidido, y vivo y trabajo para ello: vivir en Nicaragua.

Managua… es la capital de un Estado más desconcertante que he visitado, es una ciudad que no se ve, que desaparece enterrada entre sus árboles, me gustaría conocerla mejor. Todo llega.
De la princesa miskita te cuento que sigo en contacto con ella, de hecho le estoy financiando sus estudios de enfermería y ella está muy ilusionada con su nueva vida de estudiante.

Gracias a vos, por tratarme con tanto cariño.

Un abrazo.

Darling dijo...

Que honor tan enorme el saber tu determinación de residir los próximos años en Nicaragua, espero que todo marche bien en tus planes para lograr alcanzar tu propósito, y sinceramente será un verdadero privilegio que seas parte de esta tierra.

San Juan del Sur es un lugar encantador, tengo unas fotos de esa había que me gustaría compartir contigo, si me permites te las hago llegar a tu correo.

Cuidate...

Jorge Bonilla dijo...

Encantado de recibirlas, darling.

Gracias.

Anónimo dijo...

Hola Jorge,
Antes que nada, gracias mil por tus explicaciones. Y si, ya sé que en España se baila un poco diferente, llevo ocho años viajando cada verano hacía allá. Sabes, en ningún momento he pensado que quieras dañar con tus opiniones que son muy tuyas y por lo tanto personales.
Lo único que me molesta es que siempre que se habla de la Costa Atlántica lo primero que sale a resaltar es el baile, tanto en nacionales (léase gente del pacífico) como en extranjeros. Que se haga énfasis en el baile en si no representa ningún problema. Lo que sin duda es un problema es la carga sexual que otros le ponen. Por eso- muchas veces- preferimos no bailar con gente que no sea costeña para evitarnos malentendidos.
Bueno niño, también he de reconocer que muchas cosas que escribes destilan mucha ternura y eso al final contribuye a endulzar los tragos amargos. Un consejo te doy (aunque no me lo pidas) si el amor toca a tu puerta déjalo entrar. No pienses, siente. ¿Quién te puede quitar lo bailado? Te lo dice una que se casó con un sueco 25 años mayor que ella y hoy 25 años después siguen juntos.
Resumiendo, gracias por el poema ya lo conocía. Gioconda es mi poetisa favorita. Te dejo un poema de José Ángel Buesa, quizás te ayude a ver las cosas claramente.
¡Saludos y suerte en la vida!
Costeña que lleva 20 años viviendo en Suecia.

Balada del Loco Amor
I

No, nada llega tarde, porque todas las cosas
tienen su tiempo justo, como el trigo y las rosas;
sólo que, a diferencia de la espiga y la flor,
cualquier tiempo es el tiempo de que llegue el amor.
No, Amor no llega tarde. Tu corazón y el mío
saben secretamente que no hay amor tardío.
Amor, a cualquier hora, cuando toca a una puerta,
la toca desde adentro, porque ya estaba abierta.
Y hay un amor valiente y hay un amor cobarde,
pero, de cualquier modo, ninguno llega tarde.

II

Amor, el niño loco de la loca sonrisa,
viene con pasos lentos igual que viene a prisa;
pero nadie está a salvo, nadie, si el niño loco
lanza al azar su flecha, por divertirse un poco.
Así ocurre que un niño travieso se divierte,
y un hombre, un hombre triste, queda herido de muerte.
Y más, cuando la flecha se le encona en la herida,
porque lleva el veneno de una ilusión prohibida.
Y el hombre arde en su llama de pasión, y arde, y arde
Y ni siquiera entonces el amor llega tarde.

III

No, yo no diré nunca qué noche de verano
me estremeció la fiebre de tu mano en mi mano.
No diré que esa noche que sólo a ti te digo
se me encendió en la sangre lo que soñé contigo.
No, no diré esas cosas, y, todavía menos,
la delicia culpable de contemplar tus senos.
Y no diré tampoco lo que vi en tu mirada,
que era como la llave de una puerta cerrada.
Nada más. No era el tiempo de la espiga y la flor,
y ni siquiera entonces llegó tarde el amor.

Jorge Bonilla dijo...

Mi querida anónima suecocosteña,
Algo tendrá esa forma de bailar, mi amor, que hasta los propios nicas se impresionan, no te parece? Entiendo q los costeños sólo quieran bailar entre ellos, nadie es capaz de seguir su ritmo.

Me ha encantado vuestro poema. Tengo la sensación de que lees mis pensamientos. de que me conoces sin haberme conocido, en fin, que te adelantas a mis sentimientos.

Un beso desde España.

Te regalo un poema de Pedro Casariego llamado Anuncio por palabras

Necesito chica que sepa planchar
Mis labios con los suyos y tende
r Su ropa eternamente junto a la
Mía y quitar las manchas de mi c
Orazón con su mirada yo pondré
La mesa y la caricia en su ramo
De lunas y trataré de andar muy
despacio
cuando
ella
no
tenga
prisa

Yuly dijo...

Hola... Jorge¡ Bueno, yo no tengo ánimo de para tanto romantiocismo anterior... lo siento. Yo Sigo esperando tus epilogos... creo que si vas a comenzar un nueva aventura, este o el año que viene? debes concluir o cerrar este circulo.. no te parece? cariños. YM

gabriela dijo...

¿Sabes qué te faltó en tu viaje? Irte por la Carretera Austral desde Puerto Montt al sur, en vez de haber traspasado la cordillera, y haber llegado a la región de Aisén, hermosísima. Te saltaste un gran trozo de Chile.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Good fill someone in on and this mail helped me alot in my college assignement. Gratefulness you as your information.

Jorge Bonilla dijo...

your welcome
J.

Anónimo dijo...

Sorry for my bad english. Thank you so much for your good post. Your post helped me in my college assignment, If you can provide me more details please email me.

Anónimo dijo...

Y cuales fueron los lugares que mas te gustaron? :)