martes, 29 de enero de 2008

Bienvenidos a Bolivia

Me ha faltado una despedida de El Perú como he hecho con otros lugares, pero no puede ser. No he podido hablar de los "Ticos", taxis únicos en el mundo, por su tamaño y versatilidad; ni de los magníficos autobuses peruanos, los mejores hasta ahora; o de las mujeres policía, nunca vi tantas, ni tan hermosas, tampoco de la utilización de putones blancos en una publicidad increíblemente sexista; ni de las cagadas del ejercito peruano, que son de morirse, también dejo en el tintero las gráficas alcantarillas peruanas y el avance en energía solar térmica de este país en vías de desarrollo… y tantas y tantas cosas que han llenado mi espíritu. Es tal el retraso que llevo en la entrega de posts que no tengo tiempo… ¡y no paro de trabajar!

video

Hoy he entrado en Chile y aún me queda por contar todo lo ocurrido, es un decir, en Bolivia. Entré el 10 de enero. Tres semanas intensas, frías, duras y sin casi aire en los pulmones… sin descanso. Empiezo a notar síntomas de hartura, de agotamiento. Mientras, os deleito con esta joya infantil de una cholita cargando su aguayo (morral).

3 comentarios:

dasandereleben dijo...

Drei Wochen bist du schon von hier weg?! El tiempo es más veloz de lo a veces conviene, el tiempo vuela, el tiempo mata. Deswegen sollen wir sie zuerst töten, bevor sie uns fertig macht, auch wenn wir wissen, dass gegen sie zu kämpfen keinen Sinn hat.
Cierto, se te quedaron varias cosas über Peru ungeschrieben. Die scheiß Ticos verdienen einen eigenen Blog, und die schönen Politessen so wie so, vor allem die, die auf Motorrädern fahren... da kannste mehr als ne halbe Stunde S... in deiner Phantasie haben.
Viel Spaß in Chile, UND TRINK KEINEN PISCO DORT!!!

Jorge Bonilla dijo...

Es tut mir Leid, M, pero ya me he tomado un Pisco Sauer en Chile.

Anónimo dijo...

¡Qué flash, tío! Acabo de ver tu foto disfrazado de minero, y te lo juro ... pensaba que era el poto! Y eso de poto-potosí es mera coincidencia. Alucino con los genes.