domingo, 26 de agosto de 2007

La Mosquitia 3. Belén, Brus Laguna y Ahuas. Una pequeña historia en imágenes 2

12. SIDA
Un gran problema como en todo el tercer mundo. En Brus Laguna, me decia un maestro, afecta al 25 % de la población, en Puerto Lempira la proporción es aún mayor. Son promiscuos, lo cual no es malo, lo han sido siempre, pero las precauciones son escasas. En Brus estaba lleno de carteles como el de la foto, en otros sitios menos.

13. La espera
Brus. Camino de Ahuas. En esta región nunca sabes a ciencia cierta cuando sale la panga para el siguiente destino. Puede ser que mañana, pero nunca es seguro, en varios lugares he tenido que esperar dos días para poder moverme. La hora tampoco es segura, aquí me convocaron a las seis de la mañana , hasta las 8 no salimos.

14. Adiós a Brus Laguna
Estos pueblos se mueven entre la tierra y el agua. Viven rodeados. Generalmente están situados en brazos de terreno firme, llamados Barras. En la casa que veis en primer plano, que era un bar, un repugnante mestizo que despreciaba a los miskitos afirmaba que nosotros los indios, él y yo, somos diferentes, mejores, aunque a él le gustaba pisar (follarse) a sus mujeres.

15. El cayuco
Es el medio de transporte más utilizado en esta zona donde no hay carreteras y las vías fluviales son las más cómodas para moverse. Transportan personas y enseres, o los bananos de una plantación cercana. En los poblados con vehículos, pick-up en general, son transportados entre dos pangas. A menudo se caen al agua.

16. El capitán
Me llevó, junto a un predicador y a otro, en cayuco hasta Paptalaya, antesala de Ahuas. Un buen hombre, una voz tímida, cautivadora. Un español escaso. "El radio" es un buen sistema de comunicación donde no la hay, y más barato. Aquí está pidiendo gasolina porque nos habíamos quedado sin combustible. A pesar de la camiseta no sabía exactamente donde estaba España. La llevaba por los vivos colores.

17. El constructor de cayucos
La principal madera es la caoba, aunque también existen de cedro. Son de una sola pieza: un tronco un cayuco, los hay que miden hasta 11 metros. La caoba alcanza su plenitud a los 40 años, a partir de esa fecha empieza a pudrirse. En estos bosques los están esquilmando, no se reforesta. y el problema no son los cayucos sino las ansiedad occidental por las maderas nobles. Obsérvese en la foto como cuelga la pistola del techo de palmera. Una constante en estos parajes.

18. Pulpería en Paptalaya
Es el embarcadero de Ahuas, que dista media hora en pick up. Todo en esta zona tiene un precio superior debido a la dificultad de transporte. Más pobres pero más caro, es lo que se paga por estar aislados. Una pulpería o abarrotería es un ultramarinos de toda la vida.


19. Arqueología industrial, exagerando
He visto pick-up, tractores, tanques, orugas. Al final la naturaleza los engulle y forman parte del paisaje. es una basura que admito y no la del plástico que lo inunda todo. Las ciudades, los pueblos, los márgenes de los riós, las playas, están asquerósamente sucias. La costumbre es consumir y tirar al suelo, consumir y tirar al suelo. Lo que peor llevo, sin lugar a dudas.

20. Ternura sin palabras.
Ahuas. Sin comentarios. Esa belleza lo dice todo. Miskita.

21. Un vuelo entre medias
El que subscribe antes de emprender el vuelo a su siguiente destino, Puerto Lempira. Fue en Ahuas, donde Aurelio. Estuve dos noches y la salida de un cayuco no estaba asegurada. Me incliné por el transporte aéreo. Nunca había pagado tanto por tan poco. 35 euros por 19 minutos de avioneta. Un lujo para ellos.

22 . Los Llanos, las lagunas
Una razón para ir por aire fue también ver el conjunto desde la privilegiada visión de la altura. Una cuestión de perspectiva. Esta es la zona donde no crece nada, a pesar de la lluvia, son los llanos, grande áreas de terreno, verdes en época de lluvias, amarillas en la de verano. Sólo los márgenes de los ríos tienen una vegetación espesa.

Publico esta nueva entrega después de un baño de negritud, como tiene que ser, bailando, sudando la cercanía, ligeramente bebido y con mucha alegría en el cuerpo. Ocurrió en Big Corn Island. Continuara…

2 comentarios:

lur dijo...

No sé si aún te pillo en Corn Island.Pero el recorrido en carrito eléctrico todo alrededor de la isla, me pareció maravilloso.Disponer de él un dia entero y poder parar y disfrutar de cada lugar, para tí que no tienes el carnet de conducir,creo que lo disfrutarías. Besos, te sigo y desde que entraste en centroamérica te envidio profundamente.Gracias poe este placer

marion dijo...

Visto lo visto, digo desde arriba, valen la pena 35€ por 19 minutos de vuelo. ¡Qué perspectiva más extraordinaria!
No sería yo si no formulara una pregunta: ¿Por qué no crece nada en los llanos?
Oye, Lur, que mala ¿no? hasta a estas distancias ¡recordarle que no tiene carnet de conducir!
Y otra cosa, Lurditas, a mí, la envidia ya me entró en Alaska. Será que soy envidiosa de nacimiento (polo norte).
Y otra pregunta: ¿por qué se llama corn island?
Perdonad mi castellano, pero lo de los acentos lo llevo muy mal ... (y alguna u otra cosita sintáctica también).