jueves, 13 de septiembre de 2007

Uno siempre vuelve donde ama. Camino a Bilwi

He vuelto, he vuelto donde se ama, he vuelto al desastre. Me lo pidió mi Negra. Podía haber enviado el dinero a través de W.U., pero he preferido traérselo. 24 horas de autobús, apenas 600 km. Verla, no debería, traerá consecuencias; acompañarla, obligatorio, ¡no se puede dejar a un ser querido tirado!, y ella lo es. No ha sido fácil decisión.

Del Pacífico al Atlántico
Del Este al Oeste. La carretera, un hilván que parte en dos mitades Nicaragua. Un trayecto infumable para sus gentes, la burla de la pobreza. Un camino que les aísla, Quién es capaz de estar montado 24 horas en un autobús para 600 km, 4 averías, nocturnas; interminables paradas para echar agua al carburador o cómo se llame eso del motor, otra parada para sacar otro colectivo del arcén, parada y fonda, claro. Parada en los puentes, para testarlos. Es el expreso de los lunes, de Managua a Puerto Cabezas, sin paradas, dicen. Y no mienten, algunos pasajeros se montaban sin parar. Sin embargo monté, para ahorrar, para mi Negra.

El viaje más entrañable
Casi todos miskitos, vuelven a echar una mano, caras tristes, gestos tensos, más ellas que ellos. Confraternicé con los chavalos, el conductor y sus dos ayudantes, hice muchas risas. Lógico entre tanta parada. Pagué 14 euros, con vuestro dinero, para comprar el pasaje a una joven miskita que no la fiaban hasta llegar a Bilwi, sus papas tampoco tenían casa ya. Uno me quiso estafar 50 pesos, al final fueron 20 (90 céntimos). Me fumé un par de petas, aislado, lejos. No dormí, mi almohada está pinchada y mi fular se perdió en el camino –no sabéis lo que le echo de menos–. Lloré sus miserias. Oí música, mucha. Me aprendí una canción. Largo tiempo de pie, en la puerta delantera, abierta, fotografiando, fumando, observando las miserias a 20 por hora. El más entrañable.

La ruta del desastre, bueno, una de ellas
Fary, el conductor y el "estafador" me avisarían, iba a ser ya de mañana, con el amanecer llegaríamos adonde la naturaleza abofetea a los pobres de los pobres, a la zona más deprimida de la linda Nicaragua. Atrás hemos dejado el asfalto, las zonas lecheras, estamos donde no hay nada, ahora ni casas, sólo tablones desperdigados y chapas de zinc entre los árboles caídos, miles. Algunas tiendas de campaña, improvisadas, con plásticos, se apiñan en los arcenes, por si cae algo. Unos niños atraviesan la pista con una rama para ver si para alguien y les da dos pesos, ¡joder, ahí no paramos!

Mi propio huracán
Mientas Félix destrozaba el Atlántico nica otro huracán se formó entre SJdS y Barna. Lo típico, amiga te envía link, lo pinchas, te responden que sí, que les interesa, que les gusta y yo, desnudo, oh cielos…, no tengo nada…, qué me pongo… Pues eso, que no tenía un texto alternativo, tenía que actualizar mi blog y el único que había en nevera era, lo sabía, el más conflictivo. No me arrepiento de nada de lo publicado, ni de texto ni de imágenes, pero me jode esa puta casualidad o esa falta de previsión, aunque llevaba una semana anunciando "mi historia". ¡Puta casualidad! Me han leído más de los que deberían, este blog, quizá, deba ser más íntimo. Los secretos, las confianzas a cuatro ojos se revelan mejor en un club de jazz que en un estadio de fútbol. Que sirva de lección.

5 comentarios:

Damian dijo...

Te escribo de nuevo, no para hacer notar mi letra, si no para que sepas que sigo lo que escribes. Si te decides ocultar o alejar de miradas voraces tu blog, espero me sigas contando cómo te va pues te leo y te leo. No puedo dejar que pase inadvertido quien realiza lo que mi alma desaría. Ya se, sólo fue muy poco tiempo el que tuve para charlar contigo pero me has parecido un tipo que vale la pena conocer, no siempre sucede y más por acá en esta jungla de concreto (que tan grande como vacía me llega a parecer, vacía de creatividad y alma). Te sigo, espero todo vaya bien y algun día, si coincidimos, te veré por España. Mientras tanto espero que te vaya muy bien, y que sepas que acá en México se te recuerda en tu camino por los países del Ariel.
Saludos

Jorge Bonilla dijo...

Gracias Damian, no sabes lo que te agradezco tus palabras en estos días tan duros para mi, personal y sociálmente. Aparte de eso he de decirte que efectivamente México me quiere, en este mes se han conectado desde allí, 470 visitas y 52 ciudades. Un récord, te lo prometo.

Mgl dijo...

Hola Jorge, enhorabuena por todo lo que estas consiguiendo, si no hubieras hecho públicas tus experiencias en este maravilloso viaje, te habría sido mas dificil ayudar a quién la naturaleza (que de sabia no tiene nada) le lleva dando palos desde que nacieron. Este es un medio muy bueno para quien lo quiere utilizar bien, quédate con nosotros. Ah... lo del jazz totalmente de acuerdo.
abrazos.

JUAN MEGATRIX dijo...

Lo salsa de la Red son los encuentros inesperados y hace un par de días apareciste en mi pantalla (después de mucho tiempo) pero a traves de www.lavanguardia.es.
Me quede perplejo ante lo que leia: el foro sobre tu blog era una competicion de acusaciones y blasfemias (si hubiesen tenido sonido, los comentarios hubieran superado en decibelios a cualquier programa del corazón).
Ahora ,repasando tu blog, lo comprendo todo. Han empezado a leerte por donde no debian: es como si alguien llama a tu casa y tu le recibes desnudo. Antes de llegar a mostrar tu YO mas intimo deberian conocer tu YO mas social.
Pero me preocupa, hasta molestarme, el ensañamiento de algunos comentario sobre tus fotos y tus textos.
¿DESDE CUANDO LA PERVERSION ESTA EN LOS DOCUMENTOS? La perversión esta en la cabeza de quien los mira y extrae conclusiones equivocadas.
JORGE: sigues siendo un inocente en todos los sentidos de la palabra, para empezar piensas que los demas tienen un corazón como el tuyo y te equivocas. NO CAMBIES

Anónimo dijo...

ESTIMADOS HERMANOS:
Solicito ser un miembro garífuno y tambien el caudillo garífuno a nivel mundial porque tengo el clan zulu africano y porque alcanzamos el respeto y la reverencia por las razas étnicas a nivel mundial. Soy el tío materno en 2do. grado del garífuno guatemalteco WESTON ALEXANDER HENRY CASTILLO residente en la colonia Roosevelth de la zona 11 de la ciudad capital de Guatemala del departamento de Guatemala de mi país Guatemala de la América Central.

Atentamente:
Jorge Vinicio Santos Gonzalez,
Documento de identificacion personal:
1999-01058-0101 Guatemala,
Ciudadano de Guatemala de la América Central.