jueves, 6 de septiembre de 2007

Qúe será de… las gentes de Puerto Cabezas

Qué será de doña Aura que tan amablemente me acogió en su Cortijo. Señora mayor, casi anciana, blanquita como cualquier madre nuestra. Ella sola lo llevaba, y lo cuidaba, de eso doy fe. Tanto que ha sido el mejor ejemplo para lo que me gustaría montar en SJdS. ¿Existirá? La mayor parte de mi tiempo en Bilwi lo pasé en su terraza. no con N., sino junto a esa mujer que me traía los frescos de piña o me ponía un aparato antimosquitos o atendía mis necesidades. La felicité varias veces por su enorme hospitalidad, ella siempre contestaba lo mismo, "es un hotel familiar". Qué será de las muchachas que trabajaban para ella. De los pocos sitios donde he dejado propina para las camareras, 100 córdobas.

Que habrá sido de Dacia, mi peluquera. Nunca antes había cortado el pelo a un extranjero. Se sonrojó. De las tres que había la escogí a ella, no por su sonrisa sino por su corte personal, fue el que más me gustó de todos. Le pedí uno que a sus ojos me dejase atractivo. La cámara la asusto, le pedí permiso y la promesa de enviárselas. Durante el proceso pasó de la primera vergüenza a la sonrisa o a estar muy concentrada. Al final tuve que ayudarla, me dejó el escaso flequillo plano, paleto, le pedí que entrecortara, para darme un aspecto de más malo, más informal. Ella me corrigió, "de malo no, de rebelde". Es lo que quería decir, la respondí. Me entendió, fue a buscar otra tijera y ahí estuvo dando tajazos sin saber muy bien lo que hacía, pero que yo sé que lo volvería a utilizar con más acierto. Se despidió de mi diciendo "le va a gustar a las muchachas" A N. le gustó, bastaba.
Que habrá sido de Dacia, o de su jefa Amparito o de Katherin, que me sirvió de enlace para enviarle las fotos.

Dónde estará Lilieth Mena, profesora de la Universidad y que junto a Marina, cubana, trabajó tantas horas junto a mi en El Cortijo. Ella y Marina intentan mejorar un poquito las condiciones de vida de la minería cercana, en Bonanza. ¿Existirá todavía Bonanza? Ellas hablaban, discutían sobre la salubridad del agua, de los accidentes geológicos, de las aguas freáticas y cómo de mejorarlas por y para el bien de la comunidad. Marina se fue, Lilieth, ¿vivirá?, tendrá un tejado donde resguarderse. No sé, le he enviado un email, pero allí la luz hasta dentro de seis días no llega. Me iba a enviar un plano detallado de Nicaragua. ¿Me llegará? ¿Y de José, el colombiano?, trabajando en una ONG danesa e inmerso en la Comunidades, lo saludé en Waspan y lo reconocí en mi hotel. Me dio varios consejos contra los mosquitos.

Habrán sobrevivido el ejercito de minusvalidos que recorrían las calles de la Mosquitia. Los hay a decenas, son buzos,, son langosteros, se hunden en las aguas del Caribe a pescar langostas, se ponen hasta el culo y salen demasiado rápido para ganar más plata o por exigencias de su patrón y ¿zas! les revientan los tímpanos o los pulmones. A la silla de ruedas. Toda la Costa Miskita está llena, imposible no verlos.

¿Y el gordo pastelero que me vendió el vino, "francés", me decía, y el pastel con dedicatoria que llevé al hogar de mi princesa Painkira? ¿Existirá? O la madre de N., que vivía en una comunidad de pobreza extrema. O la frutera, o tanta gente anónima que lo ha perdido todo. Qué será de Waspán, de Leimus, de tantos poblados y casas aisladas que encontré e ese camino, en este bache de mi viaje.

Estas reflexiones me vienen después de leer las noticias, ver las imágenes de TV y de hablar con yang amorki. No sé qué más decir.

Pd: Una buena noticia para los lectores y posibles contribuyentes, este blog ha sido acogido y destacado en La Vanguardia http://www.lavanguardia.es/lectoropina.html, gracias a IH, que me dio el contacto y a KP que lo ha publicado.

5 comentarios:

Mar dijo...

Hola Jorge,

me estoy empezando a leer tu viaje-blog, y me parece una idea genial.
me encantaria poder hacer lo que tu has hecho, qué valentía.
bueno, sólo darte ánimos, que lejos de casa las emociones son más fuertes :)

Mar.

Birgit dijo...

Hola Jorge,

cuando leo todo esto, me siento muy pequeña, en comparación con toda la grandeza que te rodea.


ánimo, ánimo, ánimo.
Mis amigos nicargüenses me lo decían muchas veces: lo último que se pierde es la esperanza.

Estoy emocionada como estás creciendo con cada kilómetro que te adentras en las entrañas de América Latina.

Pablo Neruda: "Era el crepúsculo de la iguana..... "

y: "todo era vuelo, en esta tierra."

un fuerte abrazo para ti y tus amigos.

Birgit

Birgit dijo...

Dime cual es la cuenta para enviar dinero.

Birgit

Jorge Bonilla dijo...

Gracias Birgit por la solidaridad, no tengo tu email, se lo he pedido 20 veces a ML, pero… Envíamelo y te digo la cuenta.
Lo mismo para ALexis de www.diezeuros.org. Sin email no hay cuenta.

Birgit dijo...

b.berghoff@lycos.es

mein briefkasten für virtuelle Briefe.

besos, abrazos

Birgit